En la actualidad, es reconocida la teoría del Psicólogo Estadunidense Howard Gardner quien nos habla de que cada ser humano tiene múltiples inteligencias, desarrollando con mayor facilidad unas más que otras.

Estas inteligencias son:

lingüística-verbal, lógico-matemática, musical,  espacial,  naturalista, intrapersonal, interpersonal, corporal cinestésica.

Si bien, cada persona tiene todas las inteligencias, no hay dos personas con el mismo perfil de inteligencia. Inclusive se realizaron estudios en gemelos, y este dio negativo.

Es decir, puede haber una persona muy buena en los negocios o en las matemáticas, pero ser a su vez menos hábil en otro ámbito como la lingüística. Para Gardner, todas las inteligencias tienen el mismo nivel de importancia y por eso deben potenciarse.

Entendido esto, comprendemos que cada persona tiene una inteligencia distinta y por lo tanto aprendemos de manera distinta, desarrollando mejor habilidades concretas.

Te compartimos unos consejos para que tanto profesores como padres de familia puedan potenciar las habilidades de los niños.

Para enseñar un concepto determinado, podemos utilizar diferentes actividades.  Porque no, enseñar historia mediante teatro, matemáticas mediante juegos competitivos. Pensamiento lógico y motricidad mediante la robótica.

Puedes establecer determinadas horas en casa, si eres docente en el aula espacios, rincones así los pequeños saben dónde es el espacio de lectura, artes, tecnología, etc.

Las evaluaciones siempre nos generan un grado de ansiedad, trata de evaluarlos mediantes juegos, si ellos no siente que están siendo evaluados, las respuestas fluirán y podrás comprobar si realmente existió un aprendizaje significativo.

Los niños nos dicen de frente que les gusta y que no, en caso de que sean muy tímidos, debes estar atento a las señales sobre que les gusta y que es en lo que están más tiempo.

Cada persona posee cada inteligencia, sin embargo las combinaciones distintas y variadas, permiten que cada uno encuentre su lugar, en que uno es más eficiente y le brida motivación, aprende de las fortalezas de los demás.

Además que como bien dice el dicho, 2 cabezas piensan más que una, los niños pueden brindarnos ideas geniales y en ocasiones, incluso algunas que ni a uno mismo se  nos hubiera ocurrido.

El desenvolvimiento grupal desde pequeños, nos hace adquirir habilidades sociales esenciales para la vida adulta.

¿Te gustaría que tus hijos tengan un espacio donde se trabaje de esta manera?

¡El Club Nautin es una gran opción!

77289711

Por favor acceder para comentar.